• Jueves, 10 de agosto de 2017

Así funcionan los cables submarinos que conectan a los argentinos a internet

Existen varios en el país y el corte reciente de uno hizo que los usuarios descubrieran su existencia. Te contamos cómo son y qué hacen.

Redacción LA

Hace pocos días el corte de un cable submarino dejó sin internet a una parte del país. Pertenecía a la empresa Level y muchos usuarios descubrieron algo que existe desde hace tiempo: los cables submarinos que conectan a la red.

Muchos encontraban insólito que en una época de conexiones inalámbricas internet llegara por un cable al país. Sin embargo no es un cable cualquiera sino una conexión de fibra óptica que logra una comunicación de alta velocidad no sólo para navegar sino también hablar por teléfono.

La estructura conecta nuestro continente con otros y posibilita que tengamos internet pero ¿cómo es y cómo funciona? Es aquí donde el servicio de Telefónica nos sirve de ejemplo. La empresa conecta a millones de argentinos a través del cable submarino SAM-1.

En su caso el cable de fibra óptica South American -1 (SAM-1) cuenta con más de 25.000 kilómetros de extensión y salida a dos océanos, uniendo América del Sur con Estados Unidos y Centroamérica.

Posee una forma de anillo y sus 4 rutas alternativas de fibra óptica terrestre proveen una solución segura para las comunicaciones internacionales de telefonía fija y móvil, internet y transmisión de datos.

 

 

Para evitar problemas como el ocurrido días atrás y garantizar la prestación del servicio a los clientes, la traza de este cable fue construida con forma de anillo, lo que evita que sufra cortes pero la cuenta en Argentina cuenta también con un resguardo de cuatro rutas terrestres alternativas y separadas de fibra óptica, con dos salidas hacia el océano Atlántico y dos hacia el océano Pacífico. Así el sistema garantiza funcionamiento en caso de alguna falla.

De Las Toninas al país pasando por Mendoza

El inconveniente del otro día también reveló que la ciudad balnearia de Las Toninas no es sólo un lugar vacaciones. Es el lugar donde se encuentra la estación de amarre de los cables submarinos del océano Atlántico. La localidad bonaerense fue elegida porque su lecho marino carece de piedras y otros elementos que puedan afectar a los cables. El sistema de cable rodea la costa sudamericana y conecta a varias ciudades, hasta llegar a América del Norte.

En el Pacífico, la salida de la red se encuentra en la ciudad de Valparaíso, Chile, con un camino alternativo de fibra óptica por Las Cuevas y otro por Paso de las Carretas, en Mendoza.

La empresa también cuenta en la región con otro cable submarino UNISUR 2.0, que vincula Argentina con Uruguay.

Con esta infraestructura, Telefónica marca la diferencia en el sector de las telecomunicaciones y ofreciendo el servicio a sus clientes con una red de cable internacional de alta capacidad.